Blogger

octubre 27, 2010 at 7:34 am (Uncategorized)

He decidido migrar.

Me gusta WordPress pero ahora mismo me parece más completo Blogger… al menos en cuanto a opciones de customización, por poner un ejemplo.

Así que desde ahora me veréis por allí siempre que queráis.

~ The Northern Queen ~

Permalink Dejar un comentario

La llegada

octubre 21, 2010 at 1:26 pm (BJD) (, , , )

Ya tengo a Pain en casa.

Y más o menos, todo lo que tenía preparado le va bien.

Me gusta mucho el maquillaje que trae y creo que al personaje le va fantásticamente bien, así que por el momento y hasta que se estropee, dudo que se lo toque o que lo envíe a que le hagan algo. Se quedará así.
La peluca de Crobidoll le está un poco grande y los ojos, que son los que llevaba Asator, no le entran del todo bien por culpa de los párpados entrecerrados… pero bueno, para ir haciéndome una idea general de lo que quiero, me sobra.
Con el cuerpo de SuperGem casa muy pero que muy bien, tanto en color como en tamaño y proporción, pero creo que me hará falta comprarle una neckpart o algo así, porque aunque la ese se sujeta bien, veo que el agujero de la cabeza es bastante grande y tengo miedo que me de un susto de un momento a otro. O quizás lo pudiese solucionar con una ese más grandota que la que tiene ese cuerpo… Pero bueno, puede ir pasando porque como no está demasiado tensado -al contrario, casi parece una marioneta- no tira y no fuerza las muescas que trae la cabeza.

Pero bueno, el caso es que estoy contentísima de tener este molde por fin en casa, que ya iba siendo hora teniendo en cuenta la de tiempo que llevo “babeando” con los que veía por ahí. Ahora sólo queda que Crobidoll me envíe a Bast y estaré del todo contenta… pero sólo llevo dos semanas esperando así que me parece a mí que todavía tengo para un buen ratito de comerme las uñas.

En cuanto a Pain, su aspecto será este aproximadamente. No sé todavía si le dejaré la peluca de peluche o buscaré una lisita… pero yo quería que tuviese el pelo más o menos corto y bueno, creo que con estas es con las únicas que se puede conseguir esa imagen sin que tenga media melena o flequillote o cosas así. Él venía con los ojos verdes acrílicos que tiene puestos en la foto del post anterior y aunque lo veo guapísimo con ese color, creo que estos doraditos también le quedan muy bien y le hacen un conjunto muy bonito con el color de la peluca.
Sobre la ropa, pues ya iré mirando cositas. Toda la que tengo en casa para este tamaño excepto unos pantalones de cuero, es de Crobidoll… y aunque he pedido ya alguna cosita, no creo que llegue antes que Bast, así que tendrán que tendrán que compartir chaquetas, sudaderas y pantalones… y calzado. Pero bueno, poquito a poco porque lo importante es que ya está aquí y la puedo verlo y disfrutar de él.

Permalink 2 comentarios

Pain

octubre 13, 2010 at 1:50 pm (BJD) (, , , )

Sé que tengo pendiente comenzar a hablar de Bast y contar un poco de dónde sale y cómo vino a parar aquí pero bueno, hoy querría hablaros del próximo nuevo miembro -inminente xD-. Se trata de Pain.

La historia de Pain está bastante unida a la de Bast pero no hasta el punto de que no puedan funcionar el uno sin el otro. Para nada. Está unida de la forma que lo estarán con Lily y con Godric, incluso con Eddard o con Mephisto -en menor medida, quizás-. Pero simplemente por casualidades de la vida e hilos del destino sin que exista ningún vínculo inquebrantable entre ellos. Pero bueno, un poco por partes.

  • Físico: Rubio oscuro o castaño claro, depende de cómo lo mires  -xD-. Ojos color miel y rasgos duros. Es alto y delgado, pero es fuerte. Siempre ha querido llevar el pelo largo pero, debido a lo sucio de su trabajo, siempre lo mantiene bastante corto para evitar la suciedad.
  • Infancia: Loke es el nombre que sus padres le pusieron al nacer, pero ya nadie lo recuerda por él. Fue un niño introvertido que apenas se relacionaba con los demás. Mientras que el interés general en el pueblo era conseguir entrar a servir a algún señor como escudero para ganarse el favor de los nobles, Pain prefería pasar los días con su abuela aprendiendo sobre hierbas, pociones, ungüentos y medicina. Su abuela tenía fama de bruja y aunque acudían a ella cuando había algún enfermo o herido, no terminaban de gozar de buena fama en el pueblo.
  • Adolescencia: Se convierte en un muchacho bastante atractivo a ojos de las mujeres y él no duda en aprovecharlo para conseguir beneficios. Cuando tenía quince años, una dama que hace noche en la posada del pueblo con su séquito se encapricha con él y le ofrece el oro y el moro por seguirla. Loke, harto de su pequeño pueblo y sabiendo que no puede aprender ya más de su abuela, acepta la oferta y se marcha con ella. En el viaje comienza a entablar amistad con los caballeros que la acompañan y éstos, al ver que el muchacho sólo sabe de hierbas, comienzan a enseñarle el uso de la espada. Aprende rápido pero sigue sin tener interés por ello. Loke pasa años junto a la dama que le da lo mejor que tiene. Aprende a leer y a escribir gracias a ella y es allí cuando aprovecha para devorar libros en la biblioteca del castillo y aprender todo lo que puede sobre medicina. Cuando cumple veinte años, se da cuenta de que es probable que haya desperdiciado su juventud junto a una mujer que ya ronda la madurez y se marcha.
  • Veinte años: Estalla la primera guerra de los Demonios y Loke se presenta ante Mephisto pidiéndole que lo acepte como médico. Mephisto no está muy convencido porque opina que, por muy curandero que sea, es probable que no supiese como tratar las heridas de un demonio pero Loke logra convencerlo con sus habilidades. Es en las batallas cuando Mephisto comienza a llamarlo Pain debido a los gritos que proferían los heridos cuando él los trataba. La guerra termina inclinándose en favor de Mephisto y Loke, de vuelta en el castillo decide ejecutar a los prisioneros. No lo hace por sadismo, simplemente se da cuenta de que muchos de ellos están enfermos y heridos y ante la imposibilidad de tratarlos, prefiere darles una muerte rápida al lento sufrimiento de una celda fría y sucia. Como no titubea, Mephisto le propone que de ahora en adelante se ocupe él de las ejecuciones y torturas y Loke acepta sin ningún problema.
  • Veintidós años: Bast aparece en la vida de Pain. Entablan una buena amistad y en ocasiones incluso mantienen relaciones sexuales. La paz ha durado dos años pero desde el norte vuelven a llegar los rumores de rebelión. Mephisto se prepara para la guerra y Pain lo hace con él. Bast hace prometer a Pain que, si Mephisto es derrotado, lo abandonará y se irá con él.
  • Actualidad: Mephisto ha perdido la guerra y se encuentra en paradero desconocido. Bast y Pain abandonan sus tierras buscando a Eddard, al que no ven desde la última batalla. Pain sabe que Eddard es un muchacho astuto pero cobarde y teme que lo hayan hecho prisionero… Bast sin embargo, piensa que podrá arreglárselas por si solo. Lo encuentran junto a las arpías y lo convencen para que se marche con ellos, pero Eddie les pone como condición que busquen a su tío. De camino al castillo tropiezan con una extraña troupe de artistas que también se dirigen hacia allí y Pain se enamora de Lily, su actriz principal. Bast está celoso y alerta porque no entiende cómo, en los tiempos que corren, una troupe puede andar tan tranquila por los bosques de pueblo en pueblo sin sufrir ningún asalto ni problema.

Y hasta aquí puedo leer.
Con esto también queda un poco enlazada la entrada que haré sobre Bast… pero eso será más adelante. De momento, la cabeza de Pain está pagada y la chica dice que la enviará mañana. Viene desde el Reino Unido así que espero que no tarde demasiado en llegarme.

Así que, por ahí van a ir los tiros a partir de ahora. Cuando me paguen la Galena encargaré a Lily que será una nDoll Luna. Comparte el nombre con mi antigua Puki y seguramente también el aspecto -pelo negro, ojos violetas ó rosas- pero nada más que eso.

De todas formas y pese a los cambios, no quiero tener más de cinco o seis muñecos. Creo que con estos podría estar completo y darme juego para fotos y fotohistorias sin sobrepasar el límite que, por experiencias pasadas, sé que no funciona conmigo.

Permalink Dejar un comentario

Zack “the Ripper”

octubre 10, 2010 at 6:28 pm (Pensando...) (, )

La historia es simple.

No entraba en mis planes, no quería comprar nada más y quería deshacerme de todos… quedarme con Eddard y Mephisto de recuerdo y olvidarme de todo lo relacionado con las BJD. No sé si el dicho “después de la tormenta llega la calma” es cierto o si se aplicará juntándolo con “las desgracias nunca vienen solas” pero han sido un par de semanas muy duras en mi familia y yo no me sentía con demasiadas fuerzas como para intentar perdonarle “la vida” a algún molde en concreto o pararme a pensar en el qué dirán sobre mis ventas.

Sin embargo… decidí sentarme, pensar, ordenar mi cabeza e intentar separar mis aficiones de toda la mierda -con perdón- que me está rodeando ahora mismo para sopesar si merece la pena mantenerlas o me dejo engullir por ella y cuando creí que no, que ya me daba exactamente igual todo esto y que era mejor que me dedicase a otras cosas apareció él.
No esperaba conseguirlo y me resistí bastante a meterlo en el carrito y comprarlo… porque como digo al empezar el post, no entraba dentro de mis planes y no quería salirme por nada del mundo de ellos. Pero ahora mismo me siento bien conmigo misma, estoy contenta, ilusionada, volviendo a vivir una espera que me apetece y me motiva y deseando abrir esa caja.

Así que, entre idas y venidas, compras y ventas… de momento yo, me quedo. La vida da muchas vueltas y las malas rachas terminan aunque sea de forma desgradable… pero ¿qué sería de mí si no me tomase esto como una grandísima vía de escape?

 

Sobre él: próximos posts.

Permalink 4 comentarios

Tomar decisiones

septiembre 27, 2010 at 10:48 pm (BJD, Día a día, Pensando...) (, , )

No soy yo muy buena poniendo títulos… xD

No era mi intención pero después de tener durante unos meses la cabeza de School A -el que era Behemoth- a la venta y ver que la cosa no arrancaba… he terminado por decidir quedármela. Pero bueno, por partes.
School A ha sido mi molde fetiche desde incluso antes de que pudiese comprarme el primer muñeco. No sé qué es lo que tiene que me gusta tanto o que me llama la atención… pero nunca podía dejar de pensar que algún día tendría una.
Allá por mayo de 2008 la cabeza llegó. Por aquel entonces se cotizaban alto y tuve que dejarme un buen piquito -algo que jamás pensé que haría por una cabeza sóla- en él. No tenía muy claro quién iba a ser porque lo importante es que por fin la había conseguido después de una sudorosa y horrible subasta al límite en eBay.
Se convirtió en Behemoth, aquel rubio inseparable de Mephisto -tanto en resina como en personaje- y su cuerpo me trajo por la calle de la amargura desde el primer día. Pasó por un SD13 oldskin, a un Senior Delf, para volver a ser un SD13 pureskin que no le duró ni un par de meses. Con este último cambio de cuerpo, la cabeza se fue al mercadillo directamente y allí lleva desde principios de junio aproximadamente.

Hace unos días, después de ver más o menos solucionado mi debacle económica con la venta de la Limhwa, me pregunté “¿realmente quiero deshacerme del molde de mis sueños?” Y la respuesta fue clara: no. Pero no me apetecía volver a pasar por la búsqueda de un cuerpo, que quedase bien, que casasen resinas, cuellos, etc… hasta que me di cuenta que había sido muuuuuy tonta al no ponerla jamás en el cuerpo de Soom SuperGem que tengo en casa -el del Chrom-. Y eso mismo he hecho esta tarde a todo correr y el resultado… ¡para mí es genial! Seguramente se podría mejorar y podría mirar de comprarle el cuerpo de LittleMonica como había pensado ya hace meses pero al menos, he conseguido verlo a él como un todo y no como una cabeza que busca un cuerpo desesperadamente.
Por otro lado, algo que sí que tenía claro es que Behemoth ya no daba más de si. Mephisto es diferente y él se va a quedar “juegue o no juegue” pero Behemoth no tenía por qué. Así que desde que empecé a matinar en quedarme la cabeza, empecé también a darle vueltas sobre si conservar su personaje antiguo o darle uno nuevo. Al final, la opción de empezar de cero gana por goleada así que os presento a Bast con su muuuy provisional aspecto.

Cosas que necesita:

  • Peluca de peluche -le quiero el pelo cortito para que sea completamente diferente a lo que era hasta ahora-.
  • Ojos color miel.
  • Pantalones vaqueros y camisetas informales.
  • Calzado.

Tengo que tensarle el cuerpo, limpiarlo a fondo y sombrearlo para que case mejor el color de la resina… y aprovechar para quitarle las manos de lobo de Asator y ponerle las de humano.

Así que, por el momento, la cabeza y las partes lobunas del Chrom van a estar guardaditas en su caja recibiendo un descanso que creo, me hace falta.

En cuanto a Bast, en las siguientes entradas iré contando más cosas de él e iré presentándolo en condiciones. Hoy simplemente dejaré una de sus canciones preferidas… que el chico es amante del rock clasicorro.

Permalink 2 comentarios

Historias con nDoll

septiembre 21, 2010 at 11:52 am (Día a día)

Hace unas semanas hice un pedido con cosas para Siobhán en nDoll.
La cosa ya empezó regulín cuando al día siguiente tenía el EMS en el estado y sin embargo, pasó una semana y en Correos no aparecía nada. Ahí empecé a pensar -era la primera vez que pedía- que como ellos ya tienen los papeles preparados, probablemente me habrían puesto ya el código que correspondía a mi envío aunque no lo hubiesen mandado.
Por fin, al cabo de casi quince días recibí un mail en el que me contaban que los ojos que había pedido de HGC no estaban en stock. Pregunté por otros colores y todos estaban agotados… terminaron diciéndome que apenas tenían stock de ese tipo de ojos y que podía escoger otra cosa o que me devolvían el dinero en puntos de la tienda. Así que escogí un vestido de 9Style y una diadema para que la peluca de mohair de Siobhán no la haga parecer la loca de los gatos.
Por fin esta mañana me llegó el paquete y para terminar de rizar el rizo, me faltan unos zapatos. He revisado los mails que tengo de ellos en los que me hablaban del stock por si se me había pasado leer algo y las sandalias tampoco estaban pero no, únicamente me habían hablado de los ojos. Así que se las han olvidado o han pasado de ellas tan campantes. Ahora me toca escribirles y reclamar y rezar a todos los dioses que me sé para que no se les ocurra decirme que me las mandan si les vuelvo a pagar los gastos de envío o algo.

La verdad es que así, se me quitan las ganas de pedir nada -hipotéticamente hablando y olvidándome de la economía-. Y es que ya no es la primera vez que me ocurre algo con una tienda y no sé, cada vez me apetece menos meterme en líos de paquetes desde el extranjero, temblar por si caen en aduanas, rezar para que venga todo, para que además no haya equivocaciones y que después, cuando abra las bolsitas, las cosas se parezcan mínimamente a lo que yo vi en sus fotografías.
Esto me ha pasado con Crobidoll que una vez también se olvidaron de meterme dos cosas, con Leeke y sus pelucas enmarañadas que nada tienen que ver con las fotos, con Dolls of Paradise y su no-calidad en la ropa -que por encima, cuesta un buen dineral-, con el fer de Dollheart deshilachado… Compras con toda la ilusión y cuando llegan las cosas a casa y te llevas estas desagradables sorpresas, se te quitan todas las ganas.

Pero bueno, lo importante es que el resto de cosas sí que llegaron bien y que en calidad no defraudan así que exceptuando el caso de las sandalias invisibles, estoy contenta. Sobre todo porque como era ropa -de Another Space- y el tamaño de Siobhán no es el mismo que el de una SD de medidas habituales, tenía bastante miedo de que no le entrase y haber tirado con el dinero a la basura. Y más ahora que Tiamat se va, porque no podría haberlo reutilizado de ninguna manera.

Por otra parte, como he estado preparando a Tiamat para su partida le he probado sus ojos a Siobhán y me he quedado muy contenta con el resultado. Estos son de Luts de 14mm y aunque en los laterales tengo que ajustárselos mejor para que no se vea nada de hueco, creo que el tamaño del iris y de la pupila son perfectos para ella y una medida mayor, ya sería excesiva.
Además, me gusta bastante el conjunto del color con su tono de piel y la peluca y ya me doy con un canto en los dientes porque con este tono de piel se me está haciendo bastante complicado “conjuntarla” sin que los colores se maten entre si. Es por eso que también tengo miedo a comprarle otra peluca… porque aunque he visto algunas en DoA pelirrojas o con pelucas de colores fantásticos -turquesa, rosa, etc.- no soy capaz de visualizarla y pensar cuál podría quedarle bien. De todas formas, así me gusta mucho. Me hace gracia que precisamente, el conjunto nuevo sea gris y negro y que viéndola así, parece una foto en blanco y negro en la que sólo tienen color sus labios y sus ojos.

Siobhán fue una compra totalmente compulsiva, tengo que reconocerlo… pero no me arrepiento de nada.

Permalink 2 comentarios

Crisis y listas imaginarias

septiembre 20, 2010 at 12:11 am (BJD, Día a día) (, , , )

A raíz de algo que dijo Holic en la última entrada que ha escrito en su blog he comenzado a darle vueltas a la cabeza. Me refiero a la situación económica tan complicada que estamos viviendo y a la relación que tiene con un hobby tan caro como este.

Siempre he pensado que jamás permitiría que yo misma me privase de algo que me hiciese falta o que quisiese -directamente para mí- por comprarle cosas a alguno de mis muñecos o mismo, por comprarme uno nuevo. Sin embargo, no puedo decir que haya actuado bien y siguiendo esa premisa en el cien por cien de los casos. Alguna que otra vez me he pasado de la raya, me he salido de lo que tenía establecido y luego he tenido que dar marcha atrás y arreglar el desaguisado de la mejor forma posible. No gasto más de lo que tengo, sería estúpido por mi parte hacer algo así, pero quizás puede que me haya acercado a cometer alguna estupidez de la que luego me arrepintiese bastante.
Ahora mismo mi situación no es demasiado boyante -imagino que como la de mucha gente- y mirarlos a ellos hace que se me parta el alma. No es que empiece a verle cara de dólar a todos ni mucho menos, simplemente me embarga una especie de sentimiento de culpabilidad que no puedo controlar. Por eso, desde hace unos meses pasamos con lo que hay y sólo me permito comprarles alguna cosilla de vez en cuando y siempre que lo vea y piense “¡oh dios! ¡esto es lo que estaba pensando!”.
Por todas estas cosas, muchos de mis muñecos se encuentran en estos momentos en mi post del mercadillo. Asator, Tiamat, la cabeza de Behemoth… quizás esos son los más significativos. No se ha ido la magia con ninguno, no me han dejado de gustar y no quiero ni pensar qué ocurriría si ahora mismo recibiese un mensaje privado de alguien que quisiese comprármelos… pero es la decisión que he tenido que tomar. Y me duele, pero hoy por hoy sé que es la correcta. Es probable que vendiendo sólo uno pudiese tirar para adelante y eso es lo que voy a intentar a hacer. En el momento que uno de ellos -Tiamat o Asator- se vayan fuera, haré cálculos, miraré mis cuentas, pediré consejo a mi novio, sopesaré pros y contras y si todo sale como espero, me quedaré al otro. No quiero adelantar acontecimientos pero me parece que la que se va a ir es ella.
¿Volverá Tiamat? .
Tiempo, calma y paciencia… que no llueve eternamente. Tiene que ser así ahora, pero intentaré ponerle remedio en el futuro.

Así que teniendo en cuenta todo esto y pensando en que probablemente no pueda permitirme comprarles nada “serio” en bastante tiempo, es ahora cuando se me empieza a pasar por la cabeza eso de qué cosas les compraría o qué cosas necesitan.

Mephisto:

  • Sus tatuajes. Borrar el que tiene -mi primer intento- y dibujarle el de la espalda -Sapere aude!- y el del brazo -Mephistopheles. Lo tengo pendiente desde hace bastante… cortesía de Moonspell xD- .
  • Pantalones vaqueros negros. Oh, sí… esto se ha convertido ya en algo total y absolutamente primordial. Sólo tiene unos pantalones y son como de cuerecillo y bueno, necesita algo más “de trote” como unos vaqueros negros -aunque sean desteñidos o algo-. Me encantaría que le sentasen como un guante… es decir, ajustaditos y pitillo.
  • Botas negras estilo motero. Vamos, sin cordones ni nada, de esas completamente lisas que, como mucho, tienen alguna hebilla en el lateral.
  • Pañuelo negro para el cuello. Pero nada extravagante ni largo… un simple pañuelo negro casi para llevar de adorno.
  • Collar. Desde que se lo vi a Fernando -vocalista de Moonspell (sí, tengo tremenda obsesión con este hombre desde hace demasiados años xD)- he recorrido tiendas y tiendas intentando encontrar algo parecido y no hay manera.


Me encantaría poder conseguirle todas esas cosas pero mientras no se puede, pensar e imaginar cómo quieres que sea o qué te gustaría cambiar también puede ser un buen consuelo y pasatiempo y de momento, eso es prácticamente lo único que a mí me queda.
Vendrán tiempos mejores, disfrutaremos más o menos y compraremos menos o más, pero el simple hecho de poder compartir un pensamiento acerca de ellos, a mí me basta.

Permalink 4 comentarios

Inventario

septiembre 15, 2010 at 12:33 pm (Pensando...)

Mientras se me hace la comida me he puesto a hacer inventario de todas las cosas que quiero o que debería vender. Ya he comentado en más de una ocasión que tiendo a no deshacerme de casi nada de mis muñecos y al final tengo cajitas llenas hasta los topes de cosas que no uso porque no me gustan o porque ni siquiera tengo a quién ponérselas. Sobre todo los ojos. Ahí sí que tengo un buen caos… los muñecos que tengo en la actualidad en casa -excepto Mephisto y Eddard- usan medidas de ojos bastante pequeñas y yo tengo un buen montón guardado que fueron de mi School A o de mi Lishe y que, evidentemente, no son aprovechables para ninguno de los que hay ahora.
Por otro lado, siempre tiendo a pensar que nunca se sabe cuándo voy a utilizar alguna de estas cosas y el ejemplo está en la peluca y los ojos que lleva ahora mismo Siobhán. Si por usarlo fuese, haría meses que se habrán ido al mercadillo pero gracias a mi manía de guardarlo todo y sin querer, ahora puede aprovecharlos ella de momento.

El caso es que después de sacar un buen montón de ropa, pelucas y demás cachivaches, me ha aparecido una peluca negra que compré hace bastante tiempo para Mephisto y que no sé por qué, no se la había ni puesto. Hasta ahora y desde hace tres años y pico ha tenido siempre la misma. Una peluca de segunda mano de Leeke que compré me parece que a Akia y que es de las mejores que he tenido nunca. Después de tanto tiempo y de haberla usado ella también todavía se conserva como nueva y no tiene ni un pelo fuera de su sitio… y eso es algo que difícilmente podemos decir de algunas de hoy en día, que ya vienen de fábrica hechas un trapo. Aquella peluca la compré de forma provisional cuando encuerpé a Mephisto en aquel cuerpo de Fantasy Doll… y así se quedó por los siglos de los siglos. Sin embargo, yo siempre había querido para él una melena más larga y bueno, en marzo -creo que por ahí fue- le compré otra a Luts que es la que ni siquiera llegué a estrenar. Así que ya que estaba con la cámara en la mano he aprovechado la coyuntura, se la he puesto y le he sacado un par de fotos y así le queda:

Desde luego, lo mío con este muñeco es un amor/odio muy especial. Siempre he pensado que él no está hecho para mí e incluso la compra de su cabeza fue algo que ocurrió completamente de rebote y sin embargo, aunque ahora mismo lo tengo subido como feeler en el mercadillo, me parece que sigo sin ser capaz de desprenderme de él. Sé que no es un muñeco bonito y que tiene una cara muy difícil de ver pero quizás, en el fondo, eso es lo que me gusta y lo que sin quererlo “me ha enamorado”. Ahora mismo miro la foto y no me siento capaz de desprenderme de él aunque alguien estuviese verdaderamente interesado. Supongo que eso será una señal de que tiene que quedarse en casa pase lo que pase. Así que estoy dispuesta a reconciliarme con él y tenerlo, aunque sea por el simple hecho de que lo considero mi primer muñeco, por los siglos de los siglos.
xD
Además, Mephisto es de esos muñecos que “no pide” nada. Está bien con la ropa que está, la peluca, los ojos y el maquillaje que tiene y nunca he tenido que darle demasiadas vueltas a su aspecto o a las cosas que haya querido comprar para él. Todo le sirve y le va bien y a veces eso es un verdadero consuelo viendo lo mal que se me da ahora mismo encontrarle cosas al resto de la “familia”.

Como personaje, Mephisto ha estado ahí desde mucho tiempo antes de que ni siquiera se me pasase esto de las muñecas. Siempre que tenía que crearme un personaje para algún juego, elegir un nombre o cualquier cosa de este estilo, era a él a quien escogía desde que tengo 18 años. Es por eso que he ido teniendo tiempo de sobra para familiarizarme con él, para interiorizarlo y hacerlo mío y supongo que, por esa razón y pese a todo lo que hay en su contra, el muñeco se ha convertido en una forma de verlo y de tenerlo conmigo. Y además, tengo claro que si no fuese por haberlo traído a él en resina, ninguno de los otros se hubiesen venido jamás a casa.

Permalink 2 comentarios

Maquillando

septiembre 2, 2010 at 4:25 pm (BJD)

Tal y como comentaba ayer, hoy me he puesto manos a la obra y he remaquillado a Siobhán. Y tengo que decir que estoy contenta.
Sé que soy muy chapuzas y que nunca se me han terminado de dar bien las manualidades -de hecho, tenía una profesora en primaria que me llamaba directamente “manazas” xD- pero parece que me ha venido la inspiración divina y no he hecho una cosa tan fea.
Sé que tengo que mejorar y que sigo enguarrando bastante y aún así el resultado no me desagrada. Será que la miro con buenos ojos pero la veo bastante más bonita que antes.

Cuando he terminado y he ido a sacarle fotos he recordado que tenía por aquí una peluca de mohair gris que llevó un tiempo Tiamat y bueno, se la he probado y creo que por el momento, Siobhán se quedará con este pelo. También le he cambiado los ojos por unos de LG de 12mm que venían con Asator cuando lo compré y aunque le van horriblemente pequeños, se los he puesto para hacerme una idea de cómo le quedaría los ojos en tonos azulados, ya que más o menos en esos colores quería comprarle los nuevos.
La veo rara porque el cambio ha sido bastante grande con dos tonterías y además, los ojitos tan pequeños no ayudan… pero más o menos esa es la imagen que quería que tuviese.

Con la historia de maquillarla me he dado cuenta de que estoy bajo mínimos tanto en thinner como en MSC, así que me guste o no me guste va a tener que aguantar con esa carita hasta que pueda pedir más.

Es una tontería pero hay que ver cuánto puede cambiar un molde con otro maquillaje y un color de ojos y pelo. Del anterior me disgustaba que le hiciese cara de arpía -nunca mejor dicho xD- cuando Siobhán aunque tiene malas pulgas, es la bondad personificada. Ahora tampoco es que emane paz por todos sus poros resinosos pero creo que tiene una expresión bastante más neutral y serena.

Ahora toca pedirle ojos y procurarle algo de ropa, pero bueno, ya es un poco más mi Siobhán y no la Galena de sus dueñas anteriores.

Permalink 2 comentarios

Popurrí de reflexiones

agosto 31, 2010 at 9:08 pm (BJD, Pensando...)

Otra vez me voy a saltar lo de las fichas… pero estoy esperando a que me apetezca sacarle fotos nuevas para hacerlo un poquito más actual. Pero bueno, hoy tengo ganas de actualizar por actualizar y de hablar por hablar.

Me ha gustado que se haya empezado a hablar de copias y falsificaciones pero tampoco creo que tenga que cundir el pánico o que, si dado el día, nos topamos con una cara a cara haya que vetar o mirar por encima del hombro a alguien que se haya comprado una. Siempre he pensado que cada uno, haciendo uso de su libertad personal, puede hacer con su dinero lo que quiera siempre y cuando yo no me vea perjudicada e implicada.
Con esto quiero decir que, salvo que de pronto empecemos a encontrarnos casos de estafa en los mercadillos de segunda mano con esas falsificaciones, no es algo a lo que tenga que darle demasiada importancia. El problema es que si ya de por si no es la primera vez que nos topamos con gente con avidez de ganar dinero fastidiando a los demás, no quiero ni imaginarme que podría ocurrir si empieza a darse fama a esta clase de copias o de imitaciones. Aunque claro, lo de siempre… primero habría que ver si en realidad cuando compras a esas tiendas te llega algo a casa que tenga la mínima calidad -si es que llega- como para dar gato por liebre incluso en una fotografía.
Así que mi posición en cuanto a la piratería de BJD es simplemente, un poco de “vive y deja vivir mientras no me toque a mí de pleno”.

Por otro lado, hoy ha surgido un poco la polémica en Dreams por el tema de los blogs y bueno, tampoco creo que haya que hacer una montaña de un grano de arena. Supongo que un blog siempre da más cancha a hablar personalmente porque al fin y al cabo es un poco como tu propia casa y en él tienes más seguridad que en otras partes y a veces, exponer un tema al “gran público” es como ponerte a hablar delante de toda tu clase para explicar el trabajo que te ha tocado hacer -por poner un ejemplo- y da vergüenza. Al menos a mí, me la da.
Sé que muchos de los temas que a veces se tratan en los blogs podrían hablarse en otras partes del foro debatiendo, compartiendo ideas y opiniones… pero es muy complicado, bajo mi punto de vista, quitar el miedo a abrir temas, a postear o a tener una iniciativa. Y no me refiero a miedo de hacerlo mal o ponerlo en el lugar que no corresponde… sino más bien a lo que podríamos denominar “miedo escénico”. Sin embargo, los blogs para mí, le dan riqueza al foro. Aunque eso no quita que deba de haber unas normas acerca de lo que se puede o no se puede escribir en ellos y con esto me refiero a utilizarlos para realizar ataques personales, polemizar, etc.
De todas formas, tengo muy claro que no soy la más indicada para hablar de ellos ya que apenas los utilizo y no por nada, sino que siempre me he sentido más cómoda escribiendo en los que tengo externos… de la misma forma que tampoco nunca me ha gustado demasiado abrir temas nuevos. Será el miedo escénico, supongo.

Y para cambiar de tema, vuelvo a estar un poquito parada en todo lo que es el asunto muñequil. Creo que me influye bastante el tener cosas a la venta y que no se vayan… y no es porque me urja el dinero o porque quiera comprar algo a todo correr si esas cosas se venden, simplemente es que no quiero tenerlas y me agobia que estén metidas en la caja criando telarañas. Pero sé que tengo que cambiar un poco el chip y olvidarme un poquito de si se venden o no se venden para comenzar a centrarme en cosas que tanto quería hacer con los que sí que se van a quedar en casa.
Llevo en Madrid desde el viernes y sé que necesitaba unos días para volver a adaptarme a mi vida de aquí porque han sido dos meses fuera y estando en casa de mis padres… así que ahora que me he hecho a la idea de que pronto volverá la rutina, tengo que aprovechar el poco tiempo libre que me queda para no arrepentirme después.

Permalink Dejar un comentario

Next page »